sábado, 14 de enero de 2017

RELATO




Ella  sigilosa  se  mueve en  la  espesura, busca alimento  pero más que nada  agua; líquido vital.

Un  sonido  le  atenaza los sentidos, ¿acaso hombres?
Ellos  solo las  cazan  y las  llevan  prisioneras  para someterlas  a un trabajo  atroz.
Trata  de  alejarse, huellas  de  alguien más... lobos quizás.

Rastros  de  sangre, su mirada  dorada  llena de pequeñas  pintitas negras se  contrae  por la  luz  del  atardecer. Un  pequeño  gemido la hacer dar una  vuelta sobre el camino,  se sube  a  unas hojas de palmera  y  allí  debajo ve  la  figura  de  un  lobo, medio moribundo.
¿Qué hará  ella, volver  tras  sus  pasos?
o ¿lo ayudará?  (Continuará)


sábado, 7 de enero de 2017

CONTACTO





Una salida, una noche con amigas. Un vestido bonito, unos tacones de puta madre, unos tragos y baila, baila... él se pasea con sus amigos. Te acercas a él, sonrisa y algo más. 
-Una copa.
No lo puedes creer, solamente te sale el gesto de mover la cabeza.
Te pides un cóctel y él te invita a bailar.
Tu mirada embobada en él, se te hace agua la boca.
Sabes que esta noche la soledad no entrará.

sábado, 23 de julio de 2016

Si decido entrar - Final

Gabriel sale del pasillo y se dirige a su oficina, la  lleva
abrazada a su costado a Ania. Su suave aliento le respira en el cuello, cuales remolinos de estremecimientos de pasión sacuden a sus músculos. Sus pectorales se hinchan de deseo produciendo una súbita erección, la cual aplaca contra el suave vientre de Ania. Mientras ella se acomoda encajando perfectamente a su cuerpo. 

Cierra con el pie la puerta y dando vuelta el curvilíneo y esbelto cuerpo de la mujer que ama; acerca sus labios a la tentadora boca de ella. Recorre mordisqueando y sorbiendo de esa dulzura que sabe a vainilla y frutos rojos. Recorre sin olvidarse nada, con su lengua penetra cada rincón; sin olvidarse de ninguno. Con un suspiro, tomando las suaves hebras de sus cabellos, la mira con un deseo que ilumina sus ojos oscuros.
-Ania, te amo-afirma sobre sus labios.- Quiero que vivamos juntos. ¿Te casarás conmigo?
Ella emocionada, asomando lágrimas a sus ojos, afirma suavemente y una voz ronca y entrecortada le contesta.
-Sí, te amo - asiente ella.- Tanto que duele.
-Amor, prométeme que pase lo que pase, siempre contarás conmigo.
-Siempre.
El reflejo en el espejo de un hombre y una mujer, la luna plateada, único testigo del amor apasionado entre dos almas que entre suspiros de deseo y pasión, se prometen a sí mismos ser felices por toda la eternidad.

viernes, 15 de julio de 2016

Si decido entrar 4



Ania ingresa al bar donde ha citado a Jade y a Gabriel. Llega unos minutos antes para preparar todo y desenmascarar a la traidora.
Elige una mesa en un lugar dividido por bellos macetones con tupido follaje, las paredes pintadas en suave amarillo y los sillones de rafia tapizados en colores tierra.
Su iphone suena, es Carlos.
-Gabriel está saliendo de la oficina, llegamos en quince minutos.
-¿Cómo está?
-Del peor humor, totalmente desagradable.
-Mmm, ya lo calmará que escuche a Jade decir la verdad.
-Jajaja... amiga, lo que te espera-responde 
Carlos mesándose los cabellos.
-Corto, ya está aquí Jade.
-¿Qué quieres de mí, ahora?- despectiva afirma Jade moviendo sus largos cabellos, su rostro transfigurado de maldad.
-Habla con Gabriel y dile la verdad,  lo que realmente sucedió-dice suavemente Ania, su rostro envuelto en la tristeza.
-Jamás dejaré libre a Gabriel-sisea Jade, sus ojos relucen de desprecio.
-Voy a contarle la verdad-responde Ania-. Su rostro esconde las emociones que siente.
-Solo existe una-susurra Jade. Te advierto que no te creerá.
-Eso no es cierto-dice Ania.
-Ja... idiota muchachita. Fue tan fácil separarlos.
-Eres una arpía de la peor calaña ¡sinverguenza!-resalta Ania.
-Sí, truqué la foto que les saque a Carlos y a ti-afirma ponzoñosa Jade-. Luego, se la envié a Gabriel.
Gabriel escucha a pocos pasos detrás de Jade. La confesión de la zorra ha demudado su rostro. 
Tomándola del hombro la levanta y la enfrenta.
-¡Perra infame! Eres una cualquiera-la voz fría y ruda de Gabriel llega en latigazos a Jade.
-Espera... Nooo... Dejame...
-Nada, vete, desaparece de mi vida-agotado Gabriel llama a un camarero.
-Acompáñela a la puerta, la señorita se retira y desde este momento tiene prohibido el ingreso al bar.
Gabriel es el dueño del lugar y sus ordenes son cumplidas al pie de la letra.
El se vuelve, dirigiéndose a Ania.
-Tú y yo hablaremos ya-ordena Gabriel.
Toma suavemente de la cintura a Ania y la abraza a su cuerpo caminando a su lado. (continuará)


-

domingo, 19 de junio de 2016

Si decido entrar 3

Ania se juega a una sola carta su destino. Jaque mate a Jade, en su propio terreno. Si todo sale bien, uh le da escalofríos de no lograrlo, se llevará el premio mayor; Gabriel 
Llama a Carlos, lo cita en el resto "Boheme" a una cuadra de su casa. Plan mediante, unen sus buenas intenciones de alcanzar la meta. Aunque él tiene sus dudas:-Ania, mi amigo es muy cabeza dura. Rompe con todos sus esquemas, hazle entender que Jade te chantajea con ya sabes qué-presiona razonablemente. No quiere que haya más dudas en el amor de esta pareja-.
-Sí, lo amo tanto que no puedo verlo tan triste-aduce ella con el amor desbordando de sus ojos tristes. 
Carlos la abraza, su cuerpo enorme la envuelve, la palmea cariñosamente en la espalda para que se sienta mejor.
-Esa es mi chica-asevera él con un guiño. Logra una sonrisa de su amiga entrañable.
-Bien, basta de lamentos. A lo tuyo, cita a  Gabriel. Yo me encargo de Jade. 
Ania se va a trabajar, maquinando el plan que hará qué Jade diga la verdad. Esa pequeña zorra, ella ajustará cuentas con ella. Es hora de la verdad... (Continuará)


viernes, 10 de junio de 2016

Si decido entrar 2

Sus dedos delgados y elegantes toman mi mentón: -Ania, habla conmigo.
Los ojos almendrados y rasgados se llenan de lágrimas, pero igual enfrenta su mirada. Dentro de su alma sabe que no le puede contar la verdad, la sombra... Jade la del espejo la castigará duramente si ella habla. 
-Gabriel, tienes que confiar en mí-afirma ella. Sabe que hará más daño. Siente a su corazón partirse en pedazos. 
Él, sujeta sus espesos mechones del color de la medianoche. Aspira su perfume de lilas y ... a ella, único. Acerca sus labios a los de ella, le da un fuerte tirón al labio inferior, lame la rozadura y vuelve a besarla. A pesar de la traición, desea su cuerpo apasionadamente. Ella se derrite en sus brazos, se pega a él y disfruta del amor tumultuoso que siente por este hombre.
-No me mientas. Los hechos hablan de tu infidelidad. Justo con Carlos, mi mejor amigo-susurra en su oido.
Las lágrimas se deslizan silenciosas por el rostro de Ania.
-No mires con tus ojos, siente con el corazón- responde y afirma con un gesto.
El rostro de él se desfigura, se vuelve blanco. Se gira y desaparece, se va pegando un portazo.

Ania, abrazada a un almohadón no tiene fuerzas para levantarse. Repite como un mantra: Si Gabriel no está con ella, se encuentra a salvo de la locura de Jade.

jueves, 2 de junio de 2016

Si decido entrar

Un mensaje, es él... cuánto he ansiado que se acordará de mí. ¡Shhhhh! Lo sé, no puedo quejarme. Tú que me miras desde el espejo lo sabes... el error.
Suena el timbre, no contesto... su llave en la cerradura... ¡click! Está aquí. Su perfume fresco llega a mi, se sitúa detrás y con su mano en mi nuca, dice: - Cuéntame, princesa.