domingo, 19 de junio de 2016

Si decido entrar 3

Ania se juega a una sola carta su destino. Jaque mate a Jade, en su propio terreno. Si todo sale bien, uh le da escalofríos de no lograrlo, se llevará el premio mayor; Gabriel 
Llama a Carlos, lo cita en el resto "Boheme" a una cuadra de su casa. Plan mediante, unen sus buenas intenciones de alcanzar la meta. Aunque él tiene sus dudas:-Ania, mi amigo es muy cabeza dura. Rompe con todos sus esquemas, hazle entender que Jade te chantajea con ya sabes qué-presiona razonablemente. No quiere que haya más dudas en el amor de esta pareja-.
-Sí, lo amo tanto que no puedo verlo tan triste-aduce ella con el amor desbordando de sus ojos tristes. 
Carlos la abraza, su cuerpo enorme la envuelve, la palmea cariñosamente en la espalda para que se sienta mejor.
-Esa es mi chica-asevera él con un guiño. Logra una sonrisa de su amiga entrañable.
-Bien, basta de lamentos. A lo tuyo, cita a  Gabriel. Yo me encargo de Jade. 
Ania se va a trabajar, maquinando el plan que hará qué Jade diga la verdad. Esa pequeña zorra, ella ajustará cuentas con ella. Es hora de la verdad... (Continuará)


viernes, 10 de junio de 2016

Si decido entrar 2

Sus dedos delgados y elegantes toman mi mentón: -Ania, habla conmigo.
Los ojos almendrados y rasgados se llenan de lágrimas, pero igual enfrenta su mirada. Dentro de su alma sabe que no le puede contar la verdad, la sombra... Jade la del espejo la castigará duramente si ella habla. 
-Gabriel, tienes que confiar en mí-afirma ella. Sabe que hará más daño. Siente a su corazón partirse en pedazos. 
Él, sujeta sus espesos mechones del color de la medianoche. Aspira su perfume de lilas y ... a ella, único. Acerca sus labios a los de ella, le da un fuerte tirón al labio inferior, lame la rozadura y vuelve a besarla. A pesar de la traición, desea su cuerpo apasionadamente. Ella se derrite en sus brazos, se pega a él y disfruta del amor tumultuoso que siente por este hombre.
-No me mientas. Los hechos hablan de tu infidelidad. Justo con Carlos, mi mejor amigo-susurra en su oido.
Las lágrimas se deslizan silenciosas por el rostro de Ania.
-No mires con tus ojos, siente con el corazón- responde y afirma con un gesto.
El rostro de él se desfigura, se vuelve blanco. Se gira y desaparece, se va pegando un portazo.

Ania, abrazada a un almohadón no tiene fuerzas para levantarse. Repite como un mantra: Si Gabriel no está con ella, se encuentra a salvo de la locura de Jade.

jueves, 2 de junio de 2016

Si decido entrar

Un mensaje, es él... cuánto he ansiado que se acordará de mí. ¡Shhhhh! Lo sé, no puedo quejarme. Tú que me miras desde el espejo lo sabes... el error.
Suena el timbre, no contesto... su llave en la cerradura... ¡click! Está aquí. Su perfume fresco llega a mi, se sitúa detrás y con su mano en mi nuca, dice: - Cuéntame, princesa.