sábado, 12 de diciembre de 2015

Black Haze

BLACK  HAZE

Una  noche  muy  oscura  en  la  ciudad  de Washington, Brad Swess sale  de la  Sala  de Informática  de  su universidad.
Es  un  joven de  cabellos  negros y  ojos  grises. Su  figura desgarbada y  alta.  El  rostro de  pómulos prominentes, masculinos, una  nariz aristocrática  que  en conjunto forman un bello  rostro  de  piel  morena. Cuando  sus labios carnosos  se elevan  muestran  en  su  sonrisa  el hoyuelo más  pícaro. 
De  golpe siente  dolor en  la  nuca, cae  desplomado  al suelo.
Despierta adolorido. Extiende su  brazo  derecho y  no  lo logra. Está  amarrada  su  muñeca a la esquina  de  una camilla con una  tira  de  cuero  sujeta  a  hebillas  de  metal.
¡Zas! Con  un  golpe  seco  se  queda  libre  su  cuerpo.  Está anonadado de  su  fuerza.
Libre,  se  mira  en  el  vidrio de  la  sala,  nota  su  cuerpo musculado, todo  ha  cambiado. Sus  bíceps, sus  dorsales y sus  abdominales  marcados  en  planos  y  líneas se  dirigen en ve  hacia  sus  genitales.
¿Qué  ha  ocurrido  con  su  cuerpo?
Encuentra  ropa, se  viste  y  sale  del  lugar.
En  su departamento, ingresa  a  la  ducha y  se  baña esmeradamente  con el  gel  con  aroma  a  lima. Al  recorrer su  torso  con  las  manos,  cerca  del  corazón encuentra   un semicírculo  de  metal. Lo  rodea y  nota  debajo  una bolita de  silicona  que se  traslada de  lugar. 
¿Qué  le  han  introducido  a  su  cuerpo?
Sale  a  la  calle  en  busca  de  respuestas. Siente  crecer su furia. Warren...
Se  encamina  al  laboratorio,  pasa  la  tarjeta  de  ingreso  y siente ¡Pfss!  las  puertas  se  abren. Camina  por  el aséptico  lugar  y  una  voz  al  fondo le grita:
--¡Alto! Detente  allí--replica  Warren y  lo  llama:--Black Haze, ese  es  tu  nombre.
--¿Tú  tienes  que  saber  lo  que me ha  sucedido?
--Sii, tu  misión  es  matar  a  unos  insurrectos en el bar "Mirador".
--Noo.
Mientras  Warren  se  ha  acercado  y  digita  en  un  tablero, unas  luces  lilas  envuelven  a  Brad. Estas  lo  inmovilizan, ha  vuelto  el  dolor  de  cabeza.  Su  cerebro  envuelto  en una  niebla  roja,  mira  hacia  un  costado  y  toma  una pistola;  dispara  y  hace  impacto  en el  torso  de  Warren.
Sale  de  allí  y  se  dirige  al  bar.  Ingresa  al  saturado lugar de  gente  y  se  acomoda en  el  medio,  ve  a  una  mujer  y la  toma  apretujándola  detrás  de  él. Se  palmea  su pierna derecha, aparece  un  rifle marcado  de  cuadrados  de . colores,  se  arranca  del  pecho  el  semicírculo  y  una bruma  negra  lo  cubre. Apunta  y  hace  implosión  contra la pared. Él  se  tira  atravesando  el  vidrio,  cae  al  suelo, retira  del  torso una  jeringa,  el  antídoto.  Se  lo  clava  a ella  en   el   corazón.  Vivirá.  Este   es   su   último pensamiento,  agoniza  a  los  pies  de  su  dama.Black Haze