miércoles, 13 de enero de 2016

Secretos de Hechicera

Secretos... comienzo de una nueva novela. Iré subiendo un capítulo por semana. Quisiera que opinen y dejen sus comentarios. Aquí vamos!!!

Capitulo 1

Sus miradas se encuentran, chocan, colisionan, saltan chispas de placer. La llama se enciende.
Esa noche, en el IA Club, donde la música es compañía, en el marco de hermosos tonos azules, dorados y negros se escriben las páginas de una nueva historia...
Samira y sus amigas fueron invitadas por Oscar Larrase  a la inauguración del club. Celine, su amiga les presenta y se acercan al bar por unas copas. Se mueven al son de la música, D.J. Joe muy conocido, está noche embelesa a los invitados con su buen gusto por la música electrónica. 
Samira se siente observada por esos ojos oscuros, ese moreno de cabellos azabaches y bella sonrisa en sus labios carnosos.
Ismael siente la electricidad que flota entre ellos, lo impulsa a acercarse a esa bella morena, de dulces ojos almendrados que lo cautiva con sus movimientos. Ella baila mostrando su figura con las curvas del reloj de arena, cubierta por un top marcando sus senos, una falda vaporosa que muestra sus piernas bronceadas subidas a tacones kilométricos.
Siente que su cuerpo ha despertado del letargo, su sangre bombea con fuerza dentro de su cuerpo. La ha encontrado... es ella.
Ella mueve sus caderas al son de la música, él se acerca y le susurra soplando en su cuello:-- Baila para mí. Con suma dulzura coloca una mano firme en el borde inferior de la espalda y la guía bailando pegadas sus figuras.
--Me gustas--afirma él.
--Tú a mi también--acepta ella.
--Hmm... dulce pequeña --  suspira cerca de su cuello.
Ella, coqueta, lo mira entornando sus ojos hechiceros.
--¿Tu nombre es?
--Ismael ¿y el tuyo?
--Samira, me dicen Sami.
--¿Una copa, Sami?
Ella acepta y el la sigue con un brazo cruzando su cintura.
En un rincón en sombras de la barra, él la acomoda a su cuerpo pegándola a su tórax poderoso.
--Vas muy rápido.--Acota ella.
--¿No sientes el deseo que corre entre nosotros?
El le levanta el mentón y hace que lo mire a los ojos.
Esos ojos negros parecen robarle el alma.
Con un gemido gutural, le dice:--Sii, yo siento lo mismo. Siente que quiere besarlo a morir, morder esos labios sensuales y perderse en ese aroma a fresco y ligeramente especiado  que  sume a sus sentidos en una explosión de placer.
Ismael la atrae suavemente hacia él y acerca sus labios a los de ella.Pequeños besos y un mordisquito en el borde y ella entreabre los suyos. La punta de la lengua de él penetra en su boca provocando una catarata de placer... (continuará)