sábado, 7 de enero de 2017

CONTACTO





Una salida, una noche con amigas. Un vestido bonito, unos tacones de puta madre, unos tragos y baila, baila... él se pasea con sus amigos. Te acercas a él, sonrisa y algo más. 
-Una copa.
No lo puedes creer, solamente te sale el gesto de mover la cabeza.
Te pides un cóctel y él te invita a bailar.
Tu mirada embobada en él, se te hace agua la boca.
Sabes que esta noche la soledad no entrará.